miércoles, 4 de junio de 2008

 

CUALES SON NUESTROS VALORES

Adherimos a la declaración de valores y principios de la juventud cristiana publicados por ACIERA (Federación de Iglesias Cristianas Evangélicas de la República Argentina), de los que esbozamos algunos a titulo de ejemplo:
- Creemos que el amor al prójimo es un pilar para lograr la transformación y para procurar el bienestar de los demás. El dar, el ser solidarios, el pensar en el otro sin especulaciones son factores esenciales para construir una nación socialmente justa y equilibrada. Por lo tanto entendemos que la indiferencia y el individualismo egoísta no conducen a ese fin.
- Consideramos que la tendencia actual hacia una ambición material desmedida y la obtención de riqueza indiscriminada en desmedro de la ética y del bien común afectan los valores espirituales, morales y afectivos de las personas.
- Consideramos necesario respaldar el modelo de familia según los principios bíblicos como base sólida de la sociedad. Rescatamos la comunicación en el hogar y el diálogo sano entre padres e hijos. Respaldamos los derechos del niño, el respeto a los mayores y la valoración de la ancianidad.
- Consideramos urgente dar prioridad a la educación y la valoración de la cultura en todos los ámbitos, promoviendo el pensamiento crítico, la investigación científica y el desarrollo tecnológico, rechazando la actitud que desprecia el conocimiento y la superación, que aplaude la mediocridad y exalta lo banal, a los fines de establecer un fundamento sólido para el crecimiento integral de la Nación.
- Afirmamos que el sexo ha sido creado por Dios para la satisfacción del hombre y de la mujer dentro del matrimonio. Vemos con suma preocupación el aumento de embarazos adolescentes. Entendemos que es urgente trabajar en temas de salud reproductiva y procreación responsable mediante acciones efectivas de prevención, educación y contención.
… (Puede solicitarnos el texto completo por e-mail a jgrobas@gmail.com o verlas directamente en la página de ACIERA: http://www.aciera.org
......................................................................
Adherimos ademas a la declaración de ACIERA del 15-9-08 que dice:

POSTURA DE ACIERA RESPECTO AL MATRIMONIO Y LA HOMOSEXUALIDAD
Frente al avance en nuestro país de la tendencia a ver como una práctica moralmente aceptable la de personas afectas a su mismo sexo, y a reformulaciones de las normas vigentes a fin de otorgar igualdad de derechos a parejas homosexuales, intentando el respaldo legal de esa conducta al igual que la de un matrimonio heterosexual, es bueno recordar al filósofo Montesquieu, cuando expresó en “El Espíritu de las Leyes”: “Una cosa no es buena porque se haga ley, debe ser ley porque es buena”.
Al ver que esta tendencia avanza aceleradamente, ACIERA (Alianza Cristiana de las Iglesias Evangélicas de la República Argentina), desea reafirmar su posición institucional, basada en la Biblia, la Palabra de Dios.
El matrimonio es universalmente reconocido como la unión entre un hombre y una mujer. La cultura latinoamericana y las leyes americanas están basadas en una clara y firme valoración de la familia. La Declaración de los Derechos Humanos, Art. 16-3, el Pacto de Derechos Civiles y Políticos, Art. 23,( 1 y 2) y la Convención Americana de Derechos Humanos, Art. 17: (1 y 2), reconocen el derecho al matrimonio constituido por un hombre y una mujer, y a la formación de una familia. Así, esta es considerada como la unidad fundamental de la sociedad, la unión estable entre un hombre y una mujer. Por esta razón, consideramos que el tema es socialmente relevante, ya que es la propia subsistencia de la sociedad la que está en juego.
El matrimonio entonces es esencialmente heterosexual. De este modo, equiparar la unión homosexual al matrimonio sería desvirtuar y desconocer el real significado que la misma palabra encierra.
Asimismo, se vulnera tal institución sometiéndola a una injusta discriminación, dado que se está otorgando igual tratamiento a lo que es esencial y naturalmente distinto. Sin dudas, es el Estado quién debe tener un interés particular en dar protección y beneficios a las parejas heterosexuales, dado que las mismas abren el ciclo a la vida y constituyen la base de formación y perpetuación de nuevas generaciones. Otorgar los mismos beneficios a las parejas homosexuales significaría equipararlas en varios aspectos a las heterosexuales, siendo las mismas intrínsecamente diferentes, por lo que se incurriría en graves signos de discriminación.
Entendemos que el Código Civil no es discriminatorio para los homosexuales, dado que la prohibición de contraer matrimonio entre dos personas del mismo sexo rige para cualquier asociación de personas que no cumplan con los requisitos establecidos en dicho Código. De esa manera, tampoco dos amigos, dos hermanos o dos vecinos del mismo sexo pueden acceder a tal beneficio jurídico. No se trata de un tema de “homofobia”, como tampoco se trata de “fraternofobia”. Por lo tanto, otorgar beneficios especiales a las parejas homosexuales para equipararlas al matrimonio es contrario al espíritu y la letra de nuestro encuadre jurídico.
Los estudios científicos realizados hasta el presente, consideran que la homosexualidad es una perturbación que se forma durante el desarrollo psicosexual. Está comprobado también que dicha conducta puede modificarse. Tenemos muchísimos casos en nuestras iglesias que dan testimonio que estos cambios son posibles con la ayuda de Dios.
Solicitamos a las autoridades, que no modifiquen nuestro Código Civil; que se cumplan las intenciones expresadas por nuestra Presidenta, en cuanto a la no modificación del mismo, ni dar lugar a ”nuevos tipos de familia”. Que se multipliquen los esfuerzos dirigidos a la familia original y naturalmente constituida y a los hijos que en ella se forman. Sostengamos los valores que hicieron grande a nuestra Nación, no relativicemos las normas morales. Creemos que la Argentina necesita urgentemente una revolución moral que reivindique los valores desestimados, y estamos convencidos de que la Biblia nos enseña los principios y las conductas que debemos seguir para garantizar el éxito actual y futuro de nuestra sociedad.
“La justicia engrandece a la nación, más el pecado es afrenta de las naciones”. Prov. 14: 34 – La Biblia

ACIERA Online - Bs. As., 15/09/2008 oficina@aciera.org

Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina
Dirección postal: Combatientes de Malvinas 3810 CPA: C1431FTJ - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
TEL. /Fax: (011) 4521-0404 - http://www.aciera.org/






Comentarios: Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]





<< Página Principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]